jueves, 11 de mayo de 2017

Reseña 24 | OSCUROS de Lauren Kate (Saga Oscuros I)


Puede que os sorprenda encontrar esta reseña ahora mismo, principalmente porque ya he dicho mi opinión respecto a la saga de la que proviene este libro (AQUÍ TENÉIS MI OPINIÓN SOBRE LA SAGA EN GENERAL). Sin embargo, a raíz de haber visto la adaptación al cine de esta saga, que en su día describí como una des mis favoritas (y sigo pensando lo mismo), me apeteció volver a leer el libro. 

Tengo que decir de la adaptación al cine de esta película (PARA MÁS INFORMACIÓN DE LA ADAPTACIÓN, AQUÍ) que ha sido una completa decepción. Es, bajo mi punto de vista, una adaptación malísima del libro, en la cual te explican poco o nada del trasfondo de la historia, y se centran en inventarse cosas que en el libro no pasan para tratar de hacerla más comercial (cosa que, en mi opinión humilde, no consiguen ni mucho menos).



Dicho esto, hago esta reseña para aquellos que duden sobre empezar o no esta saga, o que hayan visto la película y se planteen leer el libro (¡Hacerlo, por favor!). 



Título: Oscuros (Fallen)
Autor: Lauren Kate
ISBN: 9788484415992

Número de páginas: 416


Helstone, Inglaterra, 1854.Es noche cerrada y dos jóvenes conversan en una remota casa de campo. Se sienten irresistiblemente atraídos el uno por el otro, pero él insiste en que no pueden estar juntos. Ella obvia sus advertencias y se acerca a él, con paso lento y desafiante.Cuando se besan, una furiosa llamarada lo inunda todo.


Antes de decir mi opinión general del libro, me gustaría hacer referencia a varios detalles que, después de haberlo leído por segunda vez, me han llamado la atención (así como otros detalles que me han vuelto a gustar, y otros que sigo viendo como un sinsentido).

Lo primero que tengo que decir es en lo referente al reformatorio en el que ingresan a nuestra protagonista. Me pareció un completo Cliché. La autora, cuando se refiere a este reformatorio y todo lo relacionado con él, creo que tiene poca originalidad y básicamente repite los estereotipos que todos podemos tener sobre un sitio como ese: chicos y chicas con pulseras de localización, falta de adaptación, etc. Y quizá lo único que podríamos llamar "innovador", aunque para mi gusto solo refuerza la idea general de cliché es que haya una iglesia (reformada en un gimnasio, nadie sabe como ni por qué) y un cementerio. 

En lo referente la actitud que tiene Daniel con Luce al principio de la historia, uno de los personajes se lo define a Luce como:

No sale mucho de su papel de hombre misterioso; encajaría a la perfección en tu estereotipo del típico gilipollas de reformatorio.

En este sentido, mi opinión es que si lees toda la saga, o incluso si lees todo el libro, te das cuenta de que Daniel no es para nada así. Es decir, durante la primera mitad del libro, se esfuerza muchísimo en interpretar ese papel, cuando en realidad sabemos que es una persona totalmente diferente. No entiendo por qué la autora se empeña en hacerle parecer un gilipollas, más que nada porque no es coherente con el personaje y porque al final, en prácticamente un capítulo de diferencia, pasa de ser un gilipollas a un ángel (tanto literalmente como no, si me permitís el chiste).  ¿Para alejarla de él? No, porque él continuamente está detrás de ella, y cuando otro intenta tener algo con ella, le aparta (le pega, más bien). Incoherente.
Pese a esto, creo que Daniel es el típico personaje de libro que al final, de tantas cosas buenas que hace, acabas olvidando las malas. Luce se convierte en su única preocupación, y cuando conoces el resto de la historia, sabes que el amor que siente hacia ella no tiene límite.



 ➼ —¿Te quedarás conmigo? —le preguntó a Daniel.
—Siempre —le susurró a modo de respuesta. El suave sonido de su voz la colmó de felicidad.




En cuanto a Luce, creo que la autora intenta meter sus presentimientos de que conoce a Daniel sin mucho acierto. Es decir, que diga que tiene el presentimiento de que él la estaba dibujando, cuando este estaba de espaldas a ella y ni siquiera le podía ver, o que esté continuamente preguntándole por el tema a él. Me parece que la autora quiere meterlo, como se suele decir, "con calzador", a presión, con independencia de que sea coherente con el hilo de la historia o incluso con la escena. 
Además, de Luce también tengo que señalar otra cosa. Durante prácticamente todo el libro, ella tiene dudas respecto a quien le gusta, si Cam o Daniel (bueno, la autora pretende hacernos creer que son dudas, cuando en realidad desde el principio es obvio quien le gusta más de los dos). Pues bien, hay un momento que ella dice esto estando con Cam:

En ese momento estaba tan preocupada por lo que pudiera molestarle a Daniel que [...]

Daniel, en ese momento de la historia, no muestra ningún interés por Luce (y mucho menos, tienen una relación ni nada que se le parezca), y simplemente estaba hablando con Cam sobre una fiesta que este iba a dar. ¿Por qué tiene que importante lo que Daniel piense, y mucho menos que le moleste? Esto es subjetivo, cada uno pensará una cosa diferente o tendría una reacción igual o distinta si fuera Luce, pero me parece que de alguna manera fomenta a que ella tenga que actuar en función de lo que a Daniel le parece o le pudiera parecer bien, y no lo que ella realmente quiere

Hablando de esta especie de triángulo que se forma entre Luce, Daniel y Cam, también me gustaría hablar de lo mal que lo gestiona Luce, y el papel de Cam en él. Como decía, Cam desde que la conoce trata contínuamente de conquistarla. Y esto no me parece mal, teniendo en cuenta que además ella no le rechaza, sino que de alguna manera le sigue el juego. Lo que no me parece defendible es que, en este proceso de "conquistar a Luce", los dos besos que le da son en gran parte robados. El primero, causa una pelea con Daniel (cosa que me pareció otro cliché y que sobraba mucho en la historia, primero porque no aporta nada y segundo porque Luce no es la posesión de nadie, como para que Daniel le pegue a Cam por besarla), y el segundo, lo consigue mediante coacción, casi la obliga a besarle. Aquí os lo dejo la escena, porque no tiene desperdicio:

 Escucha, sé que las cosas se han descontrolado un poco durante estos últimos días [...] No te vayas con él sin antes dejarme que te dé un beso.

Ella sintió que sus brazos habían aumentado la presión y, de repente, tuvo miedo. Se hallaban en un lugar apartado y nadie sabía dónde estaba ella.

—No cambiaría nada —le dijo, intentando mantener la calma.

—Sígueme el juego: finjamos que soy un soldado y que tú cumples mi último deseo. Lo prometo, solo un beso.

[...] No quería darle un beso a Cam, pero ¿y si él no la soltaba? El beso podría ser la cosa más nimia e insignificante, el camino más fácil para que la dejara tranquila, y entonces estaría libre para volver con Daniel. Cam se lo había prometido.

—Solo un beso... —empezó a decir, y un instante después sus labios ya se habían unido.

¿Alguien me explica qué es esto? Prácticamente la está forzando a besarle. Y ella, en vez de cortar esa situación e intentar dejarle las cosas claras, ¿qué hace? Le besa. Es decir, para mí esta escena lo que transmite es que él la fuerza un poco para que haga lo que él quiere, y lo consigue. Como señalé en rojo, él hace que tenga un poco de miedo y, pese a que ella no quiere, le besa igual para que "la deje tranquila". No me gusta nada lo que transmite esta escena, me parece un muy mal ejemplo de como se hacen las cosas. Cuando te gusta una persona, ese beso no se puede robar, ni mucho menos forzar u obligar, sino que tiene que haber consentimiento por ambas partes.

Por último, y quizá menos importantes, en la historia en general noté que había ciertas incoherencias en cuanto a escenas secundarias. Un ejemplo es el momento en que Daniel "rescata" a Luce de un bar de mala muerte. ¿Cómo sabía donde estaba ella, si ella no se lo había dicho?¿Cómo sabía con quién estaba, y que ella estaba en peligro y que por tanto necesitaba ayuda? Nadie lo sabe, nadie nos lo explica. Otra cosa incoherente, por ejemplo, es que Roland puede conseguir del exterior del reformatorio todo (o por lo menos, muchísimas cosas) lo que sus compañeros le pidan. Pues bien, ves como consigue cosas de lo más variopintas (nadie nos explica esto tampoco, cómo lo hace), pero sin embargo, a nadie se le ocurre pedirle un teléfono móvil con el que comunicarse con el exterior, en vez de tener que esperar al cuarto de hora semanal que le dejan utilizar el teléfono del reformatorio. ¿Donde está la coherencia en todo esto?.

Por todo esto, mi conclusión es:



ENTRETENIDO(3/5)

Pese a todo lo dicho anteriormente, y de todos los fallos dichos anteriormente, mantengo mi opinión sobre esta saga, creo que mejora mucho con respecto al primer libro (entre otras cosas, bajo mi opinión, la autora tiene más claro el camino que va a tomar la historia). Puede que detalles mal planteados o incoherencias, hagan de este libro un libro entretenido pero no un libro de "calidad" o un buen libro en cuanto a cómo está escrito o la historia en sí (que no deja de ser un clásico, pero actualizado). Este primer libro tiene escenas muy bonitas, y es un adelanto de lo que va a ser la relación tan especial entre estos dos personajes destinados a encontrarse una y otra vez. 




.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

About Us

Popular Posts

Recent

Random